Todas las categorías

Opiniones de nuestras mamás

María L.
compra verificadacompra verificada
5/5

Excelente atención al cliente y rapidez en la entrega del pedido. El vestido una monada

Reseña verificadaReseña verificada – ver original

hace 4 días
Anónimo
compra verificadacompra verificada
5/5

Era lo que esperaba. Todo genial y un trato estupendo.

Reseña verificadaReseña verificada – ver original

hace 4 días
Isabel M. Cordero
compra verificadacompra verificada
5/5

El vestido es una moneria, me encanta.
Volvere a repetir porque te tratan y te aconsejan de manera formidable.

Reseña verificadaReseña verificada – ver original

hace 7 días
Isabel M. Cordero
compra verificadacompra verificada
5/5

El vestido es precioso, me ha encantado, y el trato recibido en todo momento ha sido de un 10. Volveré a comprar.

Reseña verificadaReseña verificada – ver original

hace 7 días
Jennifer P.
compra verificadacompra verificada
5/5

El conjunto precioso, era el que estaba buscando y en Pequenuti lo encontré muy bien de precio. El envío fue rápido y llegó en perfectas condiciones. Por parte de la tienda muy atentos, se pusieron en contacto conmigo y me facilitaron un cupón que no utilicé.
Muy agradecida y recomendable al 100%

Reseña verificadaReseña verificada – ver original

hace 2 semanas

Muselinas de bebé

En este momento no disponemos de ningún producto que cumpla con los filtros que has utilizado.

MUSELINAS O GASAS PARA BEBÉ

¿Qué son y para qué sirven las muselinas para bebés?

La tela de la muselina nació en Mosul, en Irak, de donde le viene su nombre. En la Edad Media, los mercaderes venecianos en su comercio oriental empezaron a negociar con la tela de la muselina. Es en Francia donde toma el nombre de mousseline, derivando al español como muselina.

Una muselina es un paño ligero y grande, normalmente de tejido natural (algodón o bambú).

Normalmente tienen varios usos de los que hablaremos más adelante y se vuelven muy suaves al tacto según se van lavando y usando.

Las medidas también varían en función de tus necesidades. Las tienes de 80x80cm, 100x100cm y las más grandes de 120x120cm, ideales para arrullar al bebé.

Las muselinas, que también las conoceréis como gasas, son de tejidos ligeros, transpirables y suaves ya van a estar en contacto con la piel del bebé.

Al ser prendas confeccionadas en tejidos ligeros (algodón o bambú) se secan rápidamente y esto hace que las volvamos a disponer de ellas rápidamente.

Su uso es muy dispar, aunque quizás su uso más común o conocido sea el arrullo del bebé cuando es recién nacido. Pero como ya hemos dicho puede servir para muchas cosas más que seguro te sonarán, ya verás.

Utilidades de una muselina:

  • Como babero o protector para tu hombro por si el bebé regurgita después de la toma de su leche diaria.
  • Como toalla para secar al bebé después de bañarle o de lavarle después del cambio de pañal. La puedes extender en la arena si vas a la playa para que pueda jugar encima o tumbarse un ratito o para atarla a la sombrilla tener una zona de sombra para que el bebé no pase calor.
  • Como sábana bajera de su cunita al estar confeccionadas en tejidos suaves y cómodos.
  • Como funda para el coche, su mecedora y el carrito de paseo, para que el bebé vaya fresquito.
  • Para protegerle en días de calor, de los rayos solares, o de frío, del viento o el aire acondicionado. La puedes utilizar en casa o en el coche como parasol.

¿De qué tela se hace la muselina para bebés?

Las muselinas suelen estar fabricadas con algodón orgánico o convencional, aunque ya se encuentran en el mercado las muselinas de fibra de bambú, que es un tejido muy blando y con un tacto similar a la viscosa, una fibra con base de celulosa muy suave.

Al ser un tejido ligero hay que tener en cuenta que aunque se puede utilizar para proteger al bebé del sol de manera provisional, no se puede usar como capota habitual, ya que no tiene capacidad de protegerle contra los rayos ultravioleta y puede elevar la temperatura a su alrededor, sobre todo si son de algodón que suelen dar más calor. El bambú es un tejido más fresco en verano por sus características de regular el calor.

Recuerda que al ser una gasa que está en constante uso habrá que lavarla a diario, o cada dos días, para evitar la acumulación de suciedad y gérmenes. Para lavar una muselina tienes que seguir el mismo procedimiento de cómo lavas el resto de la ropa de tu bebé, con detergente suaves con Ph neutro. Se trata de evitar irritaciones en la piel del bebé, alergias o afecciones dermatológicas.

Imagen Prefooter Compra Segura_100x100

Compra Segura

Cifrado de datos SSL y pasarela
de pago CAIXABANK-BANKIA

Imagen Prefooter Envío Gratis_100x100

Envíos Gratis

Para pedidos superiores a
49€ dentro de la Península

Imagen Prefooter Devoluciones_100x100

Devoluciones

Cambio de talla gratis dentro de
los 15 días siguientes a la compra

Imagen Prefooter Escríbenos_100x100

Pregúntanos

Cualquier duda al instante por
Whatsapp al número 683161539

Síguenos en Facebook e Instagram

Logo Facebook 60x65